fbpx

¿Es suficiente con controlar las glucemias si tengo una diabetes mellitus tipo 2?

¿Es suficiente con controlar las glucemias si tengo una diabetes mellitus tipo 2?

Mi objetivo es acercarme hoy a las personas con diabetes mellitus tipo 2 (DM2) y compartir con vosotros un tema sobre el que casi nadie pregunta: ¿es suficiente con controlar las glucemias si tengo una diabetes mellitus tipo 2?

Desde luego, la pregunta se nos pasa a todos por la cabeza, pero no vamos a obviar lo evidente: ¡bastante quebradero de cabeza nos supone el control de la glucemia, como para preocuparnos del resto!

Iremos desglosando el tema en cuestión de manera paulatina, pero os adelanto la respuesta: NO, no es suficiente.

La realidad es que es poco frecuente encontrarme en consulta con personas que SÓLO tienen una diabetes mellitus tipo 2 (y remarco sólo, porque todos sabemos que no es ni sencillo ni ninguna tontería convivir con esta patología).

Habitualmente, esta enfermedad lleva asociadas otros factores de riesgo cardiovascular (FRCV) y comorbilidades, que se deben tener muy en cuenta, como son la hipertensión arterial, la dislipemia, el sobrepeso y obesidad, hábitos tóxicos como el tabaquismo y el alcohol, etc…

Hay estudios (1) que cuantifican que aproximadamente el 93% de la población con diabetes tipo 2 tiene un riesgo cardiovascular alto o muy alto. El resto, el otro 7%, tendrían un riesgo más moderado, aunque con el paso del tiempo y con la aparición de otros factores de riesgo cardiovascular irán aumentando su riesgo.

Y esto del riesgo cardiovascular, ¿ qué significa ?: riesgo cardiovascular en diabetes es sinónimo de mayor peligro de sufrir un infarto de miocardio, ictus u otros eventos mortales o cuando menos, muy limitantes…y, ¡ nadie los queremos en nuestra vida !

Por ello, más allá de sólo controlar con rigor nuestra glucemias, es prioritario también hacer un control adecuado del resto de factores de riesgo cardiovascular y recordar objetivos a alcanzar. De esta manera, con una visión multifactorial, podremos prevenir y retrasar la aparición de las tan temidas complicaciones de la diabetes.

  1. Hipertensión arterial: es uno de los factores más frecuentemente asociado a la DM2 junto con la dislipemia y el sobrepeso/obesidad (2). El objetivo a conseguir son cifras de tensión arterial por debajo de 140/90 mmHg (incluso algo menos en personas que ya han tenido algún evento cardiovascular), siempre según recomendación de nuestro médico de referencia.
  2. Dislipemia: hace referencia al colesterol total y todos sus compañeros (colesterol HDL, colesterol LDL y triglicéridos, principalmente). El objetivo se centra sobre todo en tener bajo control el colesterol LDL con cifras menores a 100 mg/dl (que deberán ser incluso inferiores a 70 mg/dl en determinados casos); pero no olvidar que también son importantes el resto de componentes de este grupo de parámetros.
  3. Sobrepeso y obesidad: el 80% de las personas con DM2 tienen sobrepeso y el 50% obesidad. Sabemos además que la grasa dispuesta en abdómen (alrededor de las visceras) es la que más aumenta el riesgo cardiovascular. Por ello,  el objetivo en este caso es acercanos a un normopeso, alcanzando un índice de masa corporal (IMC) ≤ 25kg/m².
  4. Tabaquismo: el objetivo es conseguir cesar el hábito tabáquico, ya que sabemos que es la medida más costo-efectiva también en el ámbito de las personas con DM2. ¡Difícil pero no imposible!
  5. Alcohol: el objetivo planteado también debe ser «cero alcohol» por los efectos nocivos del etanol per se, pero también porque empeora el control glucémico, favorece aumento de peso y de esta manera entramos en un círculo vicioso de aumento de cifras de tensión arterial y lípidos, que no resulta interesante.

Sé que lo estáis pensando: ¡ya era difícil antes y además tenemos que controlar todo esto!

Mi intención es recordar que no debemos olvidarnos de todos estos factores y que si presentamos alteraciones en las cifras, o tomamos un medicamento y vemos que no estamos en objetivo, debemos consultar con nuestro médico y profesionales sanitarios que nos hacen seguimiento, para poder encauzar la situación.

En la actualidad, disponemos de fármacos que favorecen un mejor control de las cifras de tensión arterial, de los lípidos, del peso y por supuesto de las glucemias, pero a pesar de éstos, el estilo de vida saludable debemos incluirlo como indispensable en nuestro día a día: una alimentación adecuada, una pauta de ejercicio físico, dormir 7-8h y controlar nuestro stress también son sumamente relevantes.

Nadie dijo que esto no es complejo, pero tener una diabetes tipo 2 y caminar con una sonrisa, es posible y más aún si se va acompañado.

Caminemos hacia una calidad de vida excelente…¿nos acompañas?

 

Referencias bibliográficas:

1. Cebrián-Cuenca AM, Mata-Cases M, Franch-Nadal J, Mauricio D, Orozco-Beltrán D, Consuegra-Sánchez L. Half of patients with type 2 diabetes mellitus are at very high cardiovascular risk according to the ESC/EASD: data from a large Mediterranean population. Eur J Prev Cardiol. 2022 Feb 9;28(18): e32-e34. doi: 10.1093/eurjpc/zwaa073. PMID: 33733654.

 

2.. Mata-Cases M, Franch-Nadal J, Real J, Cedenilla M, Mauricio D. Prevalence and coprevalence of chronic comorbid conditions in patients with type 2 diabetes in Catalonia: a population-based cross-sectional study. BMJ Open. 2019 Oct 28;9(10): e031281. doi: 10.1136/bmjopen-2019-031281. PMID: 31662386; PMCID: PMC6830642.

 

No hay comentarios

Publica un comentario